Mi niño Hugo empieza a crecer

baby

martes, 25 de noviembre de 2008

ESPINACAS CON BECHAMEL

ESPINACAS CON BECHAMEL


A lo largo de nuestra vida hay ciertas cosas que nos transportas a un tiempo que hemos vivido, y bueno ésta receta me transporta a mis años universitarios cuando residía en un Colegio Mayor, ésta era una receta que se hacía a menudo, extrañamente a las “colegialas” le solían gustar las espinacas con bechamel pero ninguna otra verdura más les entraba por los ojos (ni estómago) y a mí, que me gusta todo, pues no me hacían mucha gracia, (yo al revés) bueno las espinacas han sido una verdura que nunca he adorado en exceso… ahora me gustan, y después de unos años de desintoxicación de la comida colegial, (muchos fritos adaptados a los mínimos gustos de las residentes, jolines no les gustaba nada!) ahora me apetece de nuevo, el cuerpo es sabio!!


Pues ala, ésta no sé si será la versión auténtica de aquel cocinero tan majo que teníamos, y que tantas sugerencias nos aguantaba, a parte de regalarnos fruta antes de comer, y hacer postres (mousse, arroz con leche, flanes, natillas, tartas de cumpleaños…) y recetas tan deliciosas como los calabacines rellenos, ensalada bufet, coliflor rebozada, revueltos...y otras cosas no tan ricas...(aquellos años engordé! Pero quien no come lo que ten pongan después de 6 horas de clase!!) de todas formas, que buen trabajo y tan poco reconocido! que años tan buenos!! Inolvidables os lo aseguro!


Pues aquí va la receta:

Ingredientes:

1-2 manojos de espinacas frescas

2 ajos

1 cucharada de harina

1 vaso de leche (200 ml)

Sal

Pimienta molida

una pizca de nuez moscada

Jamón serrano


Preparación:

Cocer las espinacas en agua con sal. Escurrir bien.

En una sartén poner a sofreír los ajos (que no se quemen) y añadimos las espinacas, rehogamos bien.

Añadimos la harina, rehogamos y luego añadimos el vaso de leche y la nuez moscada ponemos el fuego al mínimo y vamos dejando que espese la bechamel. Salpimentamos y por último añadimos un poco de jamón serrano cortado a tiritas, rehogamos y servimos.

20 comentarios:

Azucar dijo...

Que ricas tienen que estar, a mi las espinacas me gustan, pero me da pereza limpiarlas, aunque reconozco que vale la pena asi fresquitas y no congeladas...
Un beso.

Cristina dijo...

Azúcar, muchas veces las utilizo congeladas porque son prácticas y siempre tienes en casa, pero frescas también merecen la pena!! y limpiarlas son 5 minutillos!! Un beso.

Mari dijo...

Las espinacas son muy ricas y con la bechamel mucho más.
En mi blog te he dejado una tarea, por si quieres colaborar.
Besos

Cristina dijo...

MARI, me alegro que te guste ésta receta! y... de acuerdo, acepto la tarea y me pongo manos a la obra!! Un besote.

la sopa gansa dijo...

Que contento estaria el cocinero al ver tu blog!!!!

a mi de pequeña....mi hermana y yo le llamabamos a toda la verdura "virulé", imaginate....verdura= puaggggggggg
pero ahora adoro las espinacas, y con bechamel!
ricas ricas

que curioso, como cambiamos!!!

besos
tere

Cristina dijo...

TERE, que te has leido tó mi rollo no? jeje, pues sí, cambiamos los gustos, no sé porqué... mi madre y yo decimos que el cuerpo te pide ciertos alimentos por alguna razón... incongnita...pero si es para bién, es estupendo! virulé! que punto! Un besito.

Ana dijo...

Me encantan las espinacas, preparadas así, resultan un plato muy sabroso.Besos.

Lillu dijo...

Pues a mí de pequeña tampoco me gustaban nada las espinacas, y realmente hasta hace bien poco no les cogí el punto. Hoy uso casi siempre congeladas para echar en los potajes de verduras y me gusta mezclarlas con pasta y legumbres :) Tu receta suena muy bien y es de lo más sencilla!

saluditos!

ana maría dijo...

Pues a mi las espinacas es de las pocas verduras que realmente me gustan. Lo que le gustaria a ese cocinero leer este blog y lo que has escrito.
Gracias por la idea.Bss

eu dijo...

Últimamente siempre uso las congeladas, la próxima compra cojo unas frescas (de bolsa, pero frescas, algo es algo)

Un besote,

salvia dijo...

En el colegio mayor solo había dos posibilidades: engordar (porque llegabas canina y la mayor parte de las cosas eran frituras) o adelgazar (porque no comías nada ya que todo eran frituras....). En fin, yo engordé (Algo) pero es que despues de las 6h de clase y con prácticas por la tarde..........no me quedaba otra que comer......
Tu receta estupenda!!!!!. Besotes!!!!

Ajonjoli dijo...

Yo de pequeña comía mal, mal, peor que mal. No sé cómo mi madre no me tiró al Manzanares.......Sólo comía macarrones, tortilla y bocadillos de foie gras, jajaja. Pero ahora me encanta todo, y la verdura lo que más, y las espinacas más aún.
Un beso.

Rafael Pleguezuelos dijo...

Qué rica laa espinacas
come, come
no estriñen
hierro ganas
y mañana
harás caca.

Mónica dijo...

Pues mira! Una estupenda manera de comerse las espinacas, sobre todo para mi que no me hacen mucho tilín.
Debe estar este plato riquísimo y jugosito.

Besos,

Bagu dijo...

Que ricas son las espiacas con salsa bechamel, yo las utilizo en distintas preparaciones y siempre me gusta coo queda.
Es la primera vez que te visito, y lo seguire haciendo. Muy lindo el blog.
Un beso.

Cristina dijo...

GRACIAS A TODOS POR VUESTRA VISITA Y COMENTARIOS!!

comoju - Cova dijo...

Has dado de lleno con la receta que en casa se comen sin dudarlo un momento (y eso que es raro)

Hace mucho que no las hago por cierto... hay que remediarlo

Un saludo

Cristina dijo...

COVA, eso decía yo, que normalmente las verduras no entran por el ojo y las espinacas suelen gustar! es curioso, pero si gustan, un punto a favor! Un beso.

arima dijo...

Las espinacas son una delicia, con la bechamel mucho más, en casa nunca falta.

Saludos!!!!

Cristina dijo...

ARIMA, es un plato socorrido, siempre podemos acerla como primer plato o acompañamiento! Un beso.