Mi niño Hugo empieza a crecer

baby

jueves, 8 de noviembre de 2007

Tortilla de espinacas



Las espinacas tienen tienen muchas propiedades nutritivas, ya que no sólo aportan energía y fuerza, además son ligeras y no tienen un solo gramo de grasa.
Propiedades muy saludables

Sus hojas de verde intenso y oscuro esconden gran cantidad de vitaminas y minerales.
Las vitaminas
A y C son las que están más presentes en esta verdura.

No sólo son nutritivas y deliciosas, sino que además contribuyen a mejorar nuestra salud:

- ayudan a hacer la digestión y alivian el estreñimiento gracias a la fibra;

- Por su riqueza en acidos no saturados, oleico, linoleico, alfalinoleico son adecuadas para eliminar el colesterol y además disminuyen la presión arterial.

- Las espinacas constituyen uno de los alimentos anticancerígenos mas destacados. Esta propiedad es debida a los betacarotenos, que son componentes antioxidantes.

- Por su alto contenido en zinc y acido folico son adecuadas para el embarazo.

- Rica en hierro, para combatir la anemia

A pesar de sus muchas propiedades deben abstenerse de comerlas las personas afectadas de enfermedades reumaticas o de riñon.


Ingredientes:
450 gramos espinacas
5 huevos

2 dientes ajo

sal
aceite oliva


Preparación:
Saltear en una sartén con aceite de oliva, los ajos y sin que se quemen, agregar las espinacas cortadas (en mi caso congeladas, sacarlas tiempo antes, para que descongelen).

Batir los huevos en un bol y añadir un chorrito de leche para que suba mas. Luego sacar las espinacas de la sarten, las echo en el bol y mezclo junto a los huevos.
Echar la mezcla en una sartén con aceite caliente y cuajar unos minutos por cada lado.

3 comentarios:

La Yons dijo...

AAaaghh!! ...este era mi plato más odiado de mi infancia! (después de la sopa de pescado de mi madre) No habia manera de tragar la tortilla deespinacas, se me atragantaba, se ma hacia una bola, me daba de entera en los dientes.... Pero mi madre, ahi, erre que erre, y asi me daban las tantas en la cocina con cara de exasperación total. Desde hace centurias que no la pruebo (mira que soy vieja, ehn?) Lo mismo ya le ha llegado su momento. Claro que siempre se puede tunnear un poco con cachitos de queso caserio dentro de la masa de tortillao con cuadraditos de bacon (beicon?). En fin, se me ocurren unas cuantas opciones, aunque me seguiré inclinando por la tortilla de papas (Morten también)con el centro poco cuajado para deleitarme con el intenso sabor de la yema....uhmmmmm.

Cristina dijo...

No sabia que te disgustaran tanto las espinacas, yo reconozco que nunca fueron de mi agrado. Pero éstas cosas raras de la vida, mis gustos han cambiado y ahora el cuerpo me pide espinacas... creo que aun no me pasa con el apio... el cual a mi madre le pasaba lo mismo y ahora le gusta... es extraño... aun recuerdo las espinacas del colegio mayor... que poca gracia me hacían y mira... otro dia pongo otra receta que suelo hacer.

la Yon-popeya dijo...

Siempre me gustaron las espinacas...no ves que soy rarita?!.... ;b
Nunca he tenido problemas para comérmelas, pero en tortilla era "misión imposible". Voy a dejar de llamarme Yon y adquirir el apelativo de Popeya (que tonteria!) ....es mi hora de ir a dormir y empizo a estar sembrada de poca gracia. Un beso, y boa noite!